Publicada el 26 de octubre de 2020
El Gobierno trabaja en la redacción de la nueva ordenanza de bienestar animal
Una norma renovada, actual y adaptada a los tiempos en cuanto a las relaciones con los animales y la convivencia ciudadana.
Valentín Bueno, Alcalde de Villarrobledo y José Luis Zapata, concejal de medioambienteValentín Bueno, Alcalde de Villarrobledo y José Luis Zapata, concejal de medioambiente
El alcalde, Valentín Bueno junto al concejal de bienestar social, José Luis Zapata ha informado de los trabajos que se están llevando a cabo en la redacción de la nueva Ordenanza de Bienestar Animal y Convivencia con la Ciudadanía.

Explica el concejal que una vez concluido el período de consulta para la elaboración y tramitación de esta ordenanza comprobando que existe un sentir ciudadano por el bienestar animal y en esa dirección es en la que afirma que trabaja el Gobierno Municipal.

Es por ello que señala que se está trabajando en lograr una ordenanza municipal que tenga como base la convivencia y el respeto entre las personas y los animales además de buscar una norma efectiva y aplicable.

No se trata, según afirma José Luis Zapata, de una modificación de la anterior sino que será una nueva ordenanza completamente modificada ya que la existente que data del año 1998 es “obsoleta” tanto en aplicación como en la evolución que ha sufrido la concepción de la relación de las personas con los animales por lo que insiste en que se trabaja en una norma actual y acorde a los tiempos.

José Luis Zapata apunta las líneas en las que se está trabajando y que pasan por la regulación en la tenencia de animales, animales potencialmente peligrosos, la regulación en cuanto al uso y disfrute de la vía pública y zonas verdes, agresiones además del procedimiento y régimen sancionador.
Todo ello, apunta, sin contravenir la legislación de rango superior ni invadir competencias de otras administraciones.

En este proceso de elaboración de la nueva ordenanza el concejal insta a seguir presentando aportaciones para enriquecer y mejorar la norma, agradeciendo todas las aportaciones realizadas hasta ahora por parte de asociaciones animalistas y también de particulares en el compromiso de crear una ordenanza nueva y completa.

Por su parte el Alcalde se trata de una ordenanza necesaria ya que la percepción de los animales y la relación con ellos ha cambiado de un tiempo a esta parte por lo que se hace imprescindible regular esta convivencia con los vecinos ya sea de manera particular como en los espacios comunes de la ciudad.

El objetivo del gobierno, contando con las aportaciones de asociaciones, vecinos o grupos políticos es elaborar una ordenanza que sea real y aplicable, que pueda ser cumplida y que contribuya a una ciudad mejor en este sentido por lo que el Alcalde destaca la implicación del Ayuntamiento en crear la mejor regulación que sea posible.