Publicada el 27 de mayo de 2020
La Casa de la Cultura acoge trabajos de limpieza y mantenimiento de cara a su futura reapertura al público.
Labores en las que están colaborando los propios trabajadores municipales, implicados en tener todo a punto para poder restablecer el servicio en cuanto sea posible.
limpieza casa de la cultura 1limpieza casa de la cultura 1limpieza casa de la cultura 2limpieza casa de la cultura 2limpieza casa de la cultura 3limpieza casa de la cultura 3limpieza casa de la cultura 4limpieza casa de la cultura 4
El Servicio Municipal de Cultura se prepara ya para poder volver a la normalidad y abrir sus puertas al público recuperando su actividad. Para ello y aprovechando el parón impuesto por el estado de alarma, se está procediendo a realizar labores de limpieza, pintura y mantenimiento en las dependencias de la Casa de la cultura que se extenderán posteriormente también al edificio de la Universidad Popular.

Así lo daba a conocer hoy, el concejal de cultura, Bernardo Ortega, destacando la gran implicación de los trabajadores de este servicio que no han dudado en ponerse “manos a la obra” para llevar a cabo estas tareas que como señala el concejal no se realizaban, de forma tan profunda, desde hace décadas.

En concreto, se está procediendo a pintar todas las dependencias tanto paredes como ventanas, a la limpieza y al cambio de alumbrado por bombillas de led de bajo consumo, así como otras labores de mantenimiento de electricidad o mobiliario con el fin de que los usuarios puedan disponer de unas instalaciones cuidadas y renovadas.

Una vez terminados los trabajos en el edificio de la casa de la cultura se comenzará a actuar también el edificio de la Universidad Popular así como en el patio de butacas que necesita labores de limpieza tras los arreglos realizados como consecuencia del filtrado de agua a causa de las lluvias de este inverno.

Trabajadores municipales de cultura que durante el confinamiento no han dejado de seguir proponiendo alternativas a los ciudadanos creando el boletín digital “infocultura” con las diferentes actividades y propuestas de colectivos y particulares para amenizar el largo confinamiento. Recuerda el concejal como desde la Universidad Popular, las monitoras se ofrecieron de forma voluntaria para colaborar cosiendo mascarillas, gorros o batas en los momentos de más necesidad de estos materiales, por lo que Ortega insiste en los agradecimientos por todo este compromiso.

Espera el concejal de cultura que la normalidad vaya retornando poco a poco, que las puertas de los servicios y en concreto del servicio de cultura puedan volver a abrirse al público y que en un futuro se pueda retomar la actividad cultural en Villarrobledo para que los ciudadanos puedan disfrutar a pesar de la situación.