Publicada el 18 de septiembre de 2018
Aficionados de todas las edades pueden acercarse al teatro con los talleres de la UP
Los vecinos de Villarrobledo han venido mostrando desde hace mucho tiempo su inquietud por el teatro. La Universidad Popular les ofrece una oportunidad de canalizarla a través de los talleres que pone en marcha, para todas las edades.
El monitor de este taller es Pedro Alarcón. Puesto en marcha hace ya bastantes años, en este tiempo ha ido sumando cosas nuevas para transmitirlas a los alumnos, y que las clases no sean rutinarias, con la finalidad última, tal y como nos explica, de montar representaciones donde poder mostrar lo llevado a cabo durante el curso.

El taller abarca todas las edades, desde grupos de niños hasta adultos de las más variadas edades, pasando por los jóvenes. Pedro Alarcón señala que, aunque la forma de trabajar es parecida con todos ellos, varía en algunos aspectos, “por lo que intentamos casi hacer un traje a medida para cada uno de ellos, combinando el divertimento con los conocimientos que puedan adquirir, y sumarlo a lo que van aprendiendo cada día”.

El curso tiene una duración de casi diez meses, dedicando la primer parte a los ejercicios teatrales y la parte teórica, pasando después a la parte práctica, buscando obras que se adapten al grupo de turno, dependiendo de la edad y género de los alumnos.

Pedro Alarcón señalaba que, una vez que el grupo tiene preparada su obra, la representa, algo que hacen varias veces a lo largo del curso, “porque intentamos hacer un trabajo bien hecho, con obras de teatro grandes, montajes propios, a veces incluso las escribimos nosotros, o surgen de alguna de las clases y le damos forma”.

Gracias a este curso, abunda Pedro Alarcón, los alumnos conocen gente nueva y se forma un grupo humano muy bonito, porque cada año se convierte en una aventura, tanto desde el lado humano como desde el artístico.

Por último, destaca el éxito que las representaciones del aula de teatro de la UP viene teniendo en los últimos años, cada vez que ponen una obra en escena, ya sea en la casa de la Cultura, el Gran Teatro o los Jardinillos Municipales, y considera que se está recuperando el público cultural que durante unos años había sufrido un bajón importante, ante la falta de oferta en la localidad, y se está recuperando ahora, con mucho trabajo.

Por último invita a la gente a que se anime a apuntarse a este taller de teatro, “porque es algo muy divertido, que suma, se aprende a leer y técnicas para poder expresarse con más claridad y nitidez, y muchas cosas más”.