Publicada el 10 de septiembre de 2018
Concluyó la celebración del Dulce Nombre con la procesión de la Virgen, con participación del Alcalde.
La procesión por los paseos del Santuario de la Virgen puso punto final al fin de semana de celebración del Dulce Nombre de María, en honor a la Virgen de la Caridad, patrona de Villarrobledo.
El alcalde Alberto González, acompañado por distintos miembros de la corporación municipal, participó en la procesión con la que concluían los actos celebrados con motivo del Dulce Nombre.

En una tarde gris y bajo la amenaza de la lluvia, cientos de vecinos quisieron honrar a su patrona en su recorrido por los paseos del Santuario, con la imagen portada a hombros por miembros de la Hermandad de de Nuestra Señora de la Caridad, acompañados por la Banda Municipal de Música.

Una vez finalizada la procesión, la imagen fue de nuevo depositada en el interior del santuario, donde cada día es visitada por cientos de vecinos, que acuden a ver a su Patrona.

Esta festividad viene a poner punto final a la temporada veraniega, y sirve de preámbulo a la campaña de vendimia, en la que la ciudad se va a ver inmersa en breves días, y que se prolongará por espacio de varias semanas.