Publicada el 4 de septiembre de 2018
Cerca de 80 niños han participado este año en los talleres de apoyo escolar y ocio
La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Villarrobledo, Rosario Herrera, ha realizado una valoración de los talleres de apoyo escolar y de ocio que se han venido realizando durante los meses de julio y agosto, coordinados desde el área de Servicios Sociales.
Por tercer año consecutivo se ha llevado a cabo esta iniciativa. Desde el equipo de Gobierno, ha explicado Rosario Herrera, consideran que este tipo de recursos es muy importante para los niños que necesitan apoyo escolar por falta de recursos económicos o por la necesidad de los padres de conciliar la vida familiar o laboral durante el periodo estival.

El objetivo de estos talleres ha sido mejorar el rendimiento académico de estos niños, así como desarrollar actividades de ocio y tiempo libre, a través de diferentes talleres.

Las actividades se han llevado a cabo en el Centro Social Polivalente “Maestro Lucas Blázquez”, y en las instalaciones del Centro de Día del Menor.

En esta edición durante el mes de julio ha participado 45 niños, con edades comprendidas entre los 10 y 15 años, con estudios de quinto y sexto de primaria, así como primero, segundo y tercero de la E.S.O. En el mes de agosto se sumaron 32 niños, con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años, ofreciendo durante ese mes el servicio de Centro de Día, abriendo a las 8 de la mañana, para que aquellas familias que necesitaban dejar a los niños en ese horario, con el fin de conciliar la vida familiar y laboral.

Los niños han estado distribuidos en tres grupos de 15 personas, divididos por edades, en horario de lunes a viernes de 9 de la mañana a 2 de la tarde. Las primeras horas se de la jornada se dedicaba al refuerzo escolar, mientras que durante la segunda parte de la mañana se realizaban los talleres de ocio y tiempo libre.

Rosario Herrera ha detallado que en los cursos de quinto y de sexto de primaria se han trabajado materias básicas como matemáticas, inglés o lenguaje, con el objetivo de facilitar el acceso a la ESO, mientras que en los talleres dirigidos a los alumnos de la Enseñanza Secundaria Obligatoria, se han reforzado las materias de las que se debían examinar en septiembre o aquellas que debían repasar a través de un pan de trabajo individualizado.

A lo largo del tiempo que ha durado esta iniciativa, dos días a la semana los participantes acudían a la Piscina Municipal de Verano, así como a las aulas de cocina o a informática, disfrutando a su vez de juegos de agua o visitando el Centro de Interpretación de la Alfarería Tinajera.

La concejala de Bienestar Social ha incidido en que, para poder desarrollar todas estas actividades programadas ha sido de vital importancia la coordinación entre varios departamentos del Ayuntamiento de Villarrobledo, como Servicios Sociales, Deportes, Informática o el Servicio Municipal de Autobuses.

Rosario Herrera ha señalado que en esta edición se ha atendido a 12 niños más que el pasado año, indicando que la intención del equipo de gobierno es que este servicio se mantenga en años venideros.

Herrera ha agradecido el trabajo del Área de Servicios Sociales, en especial del Gabinete Psicopedagógico, encargado de coordinar todas estas actividades, que han sido desarrolladas por seis monitores, dos de ellos alumnos universitarios en prácticas, resaltando que el resultado de estos talleres ha sido muy positivo, mostrándose los padres muy satisfechos por la atención recibidas por sus hijos en estos dos meses.