Publicada el 20 de marzo de 2018
El Banco de Alimentos ha beneficiado en Villarrobledo a 60 familias en estado de vulnerabilidad
En total, en esta edición se han distribuido 16.737 kilos de alimentos no perecederos.
La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Villarrobledo, Rosario Herrera, ha informado del alcance del Banco de Alimentos en Villarrobledo, que en esta edición ha beneficiado a 60 familias en situación de vulnerabilidad.

Rosario Herrera ha señalado que el Banco de Alimentos es una actuación más que se lleva a cabo desde Servicios Sociales, que trata, como ha explicado, de facilitar la vida de determinadas familias que están atravesando una mala racha económica y social, precisando de ayuda.

Como ha subrayado, la administración local, que es la más cercana a los ciudadanos, debe procurar que las necesidades básicas de las familias estén cubiertas. Por ello, desde el programa de ayuda alimentaria, como ha añadido, se cubre todo aquello que hace falta a estas familias, siempre con la intervención de las trabajadoras sociales de zona que son las que conocen la situación social y económica de cada una de estas familias, realizan el correspondiente informe y con él acuden al Banco de Alimentos, distribuyendo los productos básicos en función de los miembros de la unidad familiar.

Esto, como ha señalado Herrera, está dentro de un plan de intervención mucho más amplio, puesto que se trabaja con las familias desde determinados ámbitos sociales, llegando este programa con dinero del Fondo Social Europeo.

Los alimentos que se distribuyen son no perecederos, como ha explicado Herrera, ya sea arroz blanco, leche, aceite de oliva, pasta alimentaria, tomates, galletas, así como alimentos para bebé como papillas o leche infantil, entre otros.

En total, como ha explicado Herrera, en esta última fase fueron un total de 6.200 kilos de alimentos no perecederos. Todo el año 2017 hasta esta tercera fase, han sido un total de 16.737 kilos de alimentos que han llegado para más de 60 familias atendidas y más de 240 personas.

Herrera entiende que es muy importante este Banco de Alimentos puesto que hoy en día ninguna familia debe pasar necesidades, y como administración más cercana siempre deben estar con las personas más necesitadas. Por ello ha querido reiterar el trabajo de los técnicos que son los que con su trabajo distribuyen estos alimentos a los que realmente más lo necesitan.