Publicada el 8 de junio de 2017
El Ayuntamiento de Villarrobledo firma un convenio con la empresa pública Tragsa
Para hacer frente al pago de las obras que se ejecutaron en el anterior mandato del PP y que quedaron sin pagar.
El Ayuntamiento de Villarrobledo y la empresa pública Tragsa firmaban el pasado martes 6 de junio, un convenio para el pago fraccionado de las obras ejecutadas en el anterior mandato del PP y que no fueron pagadas por estos.

El concejal de Hacienda, Juan Luis Iñiguez, ha sido el encargado de dar a conocer este acuerdo, explicando que el mismo ha debido realizarse para poder hacer frente al pago de las, según ha dicho, tres únicas obras realizadas por los populares, como fueron las de parte del parador de Santa María, el asfaltado de la Avenida de Picassent y la campa de camiones del polígono 'Eras de Santa Lucía'.

Según ha dado a conocer Iñiguez, el importe total que se adeudaba de estas tres obras era de 318.000 euros. En concreto, según ha revelado, el gobierno local de Valentín Bueno dejó sin pagar 21.000 euros del asfaltado del Parador de Santa María, la campa de camiones por valor de 286.000 y el asfaltado de la Avenida de Picassent por valor de 54.000 euros.

En cuanto a las obras de la campa,Iñiguez ha señalado que el 50% del pago fue sufragado por la Diputación, pero sin embargo ese dinero fue destinado a otras cosas como, según ha señalado, pudieron ser el pago de nóminas o seguros sociales, y no a hacer frente al pago de la obra.

Ha apuntado también que pese a que Valentín Bueno decía en prensa que durante su mandato no se harían obras que no se pudieran pagar, estas tres obras no se pagaron y encima Bueno las inauguró por todo lo alto, salvo la del asfaltado de la Avenida de Picassent, que no pudo inaugurar porque su acabado se produjo el mismo día de la jornada de reflexión de las pasadas elecciones municipales.

Ha revelado el edil que el equipo de gobierno ya ha pagado 23.000 euros del parador de Santa María, 8.100 de la campa y 54.000 euros del asfaltado de la Avenida de Picassent.

Como ha reiterado Iñiguez, para poder pagar esta deuda generada por el PP, el alcalde, Alberto González, firmaba el martes este acuerdo para el pago fraccionado, hasta el próximo 19 de febrero de 2018 de algo más de 232.000 euros, recordando que el primer plazo de pago, de más de 62.000 euros, ya fue ejecutado por el consistorio.

Ha apuntado el concejal, que el PP, después de repetir el mismo "mantra" sobre la deuda y la herencia, ha quedado "retratado" habiendo dejado sin pagar sus tres únicas obras, debiendo ser pagadas por el actual equipo de gobierno socialista.

Juan Luis Iñiguez ha recordado que por compromiso y responsabilidad han desbloqueado esta situación, desbloqueando también las relaciones con esta empresa, lo que podrá facilitar las cosas a la hora de, por ejemplo, poner en marcha la campa de camiones.

Por último, ha lamentado que el PP, pese a haber generado la deuda y no hacer frente a ella, se abstuviera en la Junta de Gobierno Local cuando se trató este asunto. Por eso ha añadido que cómo es posible que tengan esta falta de responsabilidad cuando la deuda fue dejada en los cajones por ellos.