Publicada el 7 de junio de 2017
Alberto González deja claro que no dimitirá porque está cumpliendo con sus compromisos electorales
Tras la petición de dimisión del concejal popular Bernardo Ortega, al rechazarse el proyecto que Villarrobledo presentó al programa EDUSI.
Alberto González ha indicado que Bernardo Ortega constantemente está pidiendo su dimisión, incluida la noche del 24 de mayo de 2015, "en la que lloraba en la sede del PP y Amalia Gutiérrez no podía hacer nada por consolarlo".

Ha recordado el alcalde, que el equipo de gobierno actual pide todos los programas que puedan ser beneficiosos para la localidad, "al contrario de lo que hacía Valentín Bueno que no pedía nada, lo que demuestra la diferencia que hay entre este alcalde y el anterior", añadiendo que él esta cumpliendo todo lo que prometió en campaña electoral, mientras que Bueno no cumplió nada.

Alberto González ha recordado como han conseguido recuperar la Agencia de Desarrollo Local, han traído a Villarrobledo fondos para planes de empleo, han readmitido por mandato judicial a los trabajadores injustamente despedidos, ha abierto la piscina de verano en verano y la climatizada los sábados, entre otras muchas cosas.

Para el alcalde, Bernardo Ortega ha vuelto a traspasar la raya atacando a los técnicos municipales que elaboraron el proyecto porque en definitiva son ellos los que lo realizaron y el equipo sólo marcó su criterio político.

En su opinión, la mayoría de los ciudadanos están reconociendo la gestión que están desarrollando pese a hacerlo en minoría, mientras que muy pocos pueden alabar la que desarrolló el PP con su socio de gobierno CIVI.

Ha dejado bien claro que no va a dimitir porque está cumpliendo sus compromisos, y en este sentido ha recordado que ya se ha cumplido el 70% de los mismos. "Yo doy la cara-ha dicho-y no escondo la cabeza debajo de las plumas como hacía Valentín Bueno".

En su opinión, Bernardo Ortega lo que pretende es ser candidato a la alcaldía por el PP, pero le ha recordado que "para progresar se tiene que ser moderado, hablar de política y no sobrepasar continuamente la raya como hace él", añadiendo que la dimisión se debe pedir por la corrupción que hay en su partido o por despedir improcedentemente a trabajadores y cargarse los servicios públicos como en su opinión hizo el PP durante su mandato.

Ha señalado el alcalde que es cierto que en la actualidad hay determinadas zonas verdes que no están en las condiciones que deberían, pero también ha apuntado que la localidad tiene 72 zonas verdes y sólo cinco jardineros que son con los que dejó el PP este servicio en la localidad. Ha revelado que estas zonas van a mejorar en breve con los trabajadores del PERZD y del PEE III, y el objetivo es tener una plantilla estable en todos los departamentos cuando se acabe con el Plan de Ajuste que impusieron los populares y que les ata de pies y manos.

Por último, ha pedido a Bernardo Ortega que no llore tanto porque a partir del 1 de agosto va a ser el portavoz del PP en el Ayuntamiento, gracias los tejemanejes de este partido que lo dejó dos años en el paro y ahora otros dos como portavoz tras acabársele el mismo. Según ha añadido a él no le hace falta el Ayuntamiento para tener trabajo, algo que en su opinión, sí necesita Bernardo Ortega.