Publicada el 26 de enero de 2017
Martínez Parra pide a Cristina García que deje de hacer ruedas de prensa ridículas y deje de mentir y malmeter
En contestación a la rueda de prensa ofrecida ayer por la concejala popular
La concejala de Educación del Ayuntamiento de Villarrobledo, Caridad Martínez Parra, ha vuelto a salir al paso de las declaraciones de la concejala popular, Cristina García, acerca de la decisión del equipo de gobierno de suspender las clases en las escuelas infantiles el pasado 20 de enero con motivo de la nevada caída en la localidad.

Para Martínez Parra estamos ante un capítulo más que muestra la forma de hacer política que, en su opinión, tiene el PP de Villarrobledo.

Ha apuntado que los populares cuando gobernaban despedían, recortaban, cerraban servicios y subían tasas de la UP, Escuela de Música y Piscina Cubierta, "y cuando están en la oposición malmeten y mienten a los ciudadanos con tal de sacar rédito político".

Ha explicado Martínez Parra que el pasado día 19 de enero llegaba una circular a todos los colegios e institutos de la provincia, en la que se suspendían las clases lectivas debido a posibles complicaciones derivadas de la ola de frío que atravesaba sobre todo en el sureste de la península con grandes nevadas.

El alcalde en persona, ha subrayado Martínez Parra, supervisó durante toda esa tarde el operativo puesto en marcha por la nevada, en el que participaba Protección Civil, Policía Local y Trabajadores Municipales, que repartían sal por las principales calles de la ciudad. La suspensión de servicios de las escuelas infantiles, ha indicado, fue una decisión muy meditada durante toda esa tarde y se tomó a las 8 de la tarde cuando las previsiones meteorológicas indicaban fuertes nevadas. Ha subrayado que se hizo con carácter preventivo y con antelación para garantizar la seguridad de los ciudadanos y para que la información le llegara a todas las familias.

Ha explicado la concejala que sabían que la decisión era arriesgada y que se tomó desde la buena voluntad, teniendo en cuenta que nadie es adivino, para predecir el tiempo con exactitud. Sin embargo ha señalado que fue una decisión bien entendida por la mayoría de las familias. "Ni ese día-ha indicado-ni durante esta semana hemos recibido quejas por parte de las familias afectadas, todos entendieron la situación, y es ahora el PP quien quiere malmeter en este tema".

La rueda de prensa de Cristina García, ha apuntado, ha puesto de manifiesto lo que el PP opina de las escuelas infantiles, y ha añadido que esta está poco legitimada para defender la conciliación laboral y familiar cuando ella dejó a todo el Barrio de Socuéllamos sin escuela infantil , bajando las matrículas de 240 en 2011 a 140 durante su estancia en esta concejalía. Además, en su opinión, tampoco está legitimada para hablar de conciliación laboral y familiar cuando cerró la Ludoteca Municipal.

Ha dicho darle vergüenza ajena el carácter y funcionalidad que Cristina García le ha dado a las escuelas infantiles, refiriéndose a estas como "servicios de canguros". En este sentido le ha querido explicar que este servicio va más allá del cuidado y la guarda de un niño de pequeña edad, recordando que el PSOE y las trabajadoras del servicio se preocuparon durante muchos años en darle un carácter y finalidad educativa, desarrollando programas específicos, "y es una lástima que una vez más el PP nos muestre su ideología retrógradas propia de hace 30 años". Le ha pedido Martínez Parra a la concejala popular que deje de hablar de las escuelas infantiles como si fueran servicios de canguros.

Ha señalado también que Cristina García es quien necesita un "canguro", que necesita a Amalia Gutiérrez para revisar toda la documentación que va a Junta de Gobierno, "y lo demuestra diariamente en sus actuaciones al recoger e intervenir en la misma". Por ello, le ha pedido que se "destete"de la propia Amalia Gutiérrez y de Bernardo Ortega, porque es ella, quien siendo diplomada en magisterio, queda en evidencia y no ellos.

Por último, le ha pedido que deje de dar ruedas de prensa tan ridículas o dé paso a otro compañero de partido que al menos no esté implicado en el cierre de servicios puesto que estarán más legitimados que ella.