Publicada el 28 de octubre de 2014
El Alcalde pone en valor la política económica llevada a cabo en el Consistorio
Ante la bajada de impuestos felicita a los vecinos por haber entendido la difícil situación económica que tenía este Consistorio.
El Plan de Ajuste y de Estabilidad Presupuestaria que se ha llevado a cabo en los últimos años en este Ayuntamiento, ha permitido que en la última sesión plenaria se aprobara la mayor bajada de impuestos y tasas de la historia de la ciudad. Así lo ha puesto de manifiesto el alcalde de Villarrobledo, Valentín Bueno, que ha atribuido a los vecinos el éxito de esta iniciativa, por haber entendido la difícil situación económica que tenía este Consistorio cuando los populares se hicieron cargo del mismo en el año 2011.
Valentín Bueno, afirmó que la aprobación de la batería de medidas económicas era un momento para felicitarse, ya que según señaló, el esfuerzo de los tres últimos años, supone ahora una recompensa y permitirá un ahorro que va a repercutir de forma generalizada en todos los vecinos de la localidad.
El alcalde, reveló que desde el pasado año y con el visto bueno de los servicios técnicos municipales, se ha venido barajando la posibilidad de bajar los impuestos y tasas que finalmente se han aprobado, y que van a suponer una menor presión fiscal para las familias.
Bueno, destacó los múltiples beneficios que para el sector industrial y empresarial van a tener los distintos descuentos y bonificaciones a las que se podrán acoger, para que crezcan, amplíen sus instalaciones, y se facilite el acceso a los emprendedores, y que van a contribuir a la creación de empleo y riqueza en la ciudad, y también para los agricultores y ganaderos, que van ver como por primera vez en la historia se reduce la contribución rústica.
Según informó, la propuesta del grupo popular contempla la bajada de la contribución urbana en un 6%, y la contribución rustica en un 3,2 %.
Para el próximo año, las ordenanzas municipales contemplan una bajada del Impuesto de Actividades Económicas en un 25% en el Polígono Industrial Eras de Santa Lucía, y del 10% en el resto de zonas Industriales.
De igual forma, destacó la bajada del Impuesto de Construcciones en el Polígono Industrial Eras de Santa Lucía del 3% al 1’5%,  aplicando a este impuesto una bonificación del 60%.
La actuación municipal en las zonas industriales, se verá completada con una bonificación sobre las licencias de actividad que llegarían al 20% en el Polígono Industrial Eras de Santa Lucía y el PPI-2, y del 10% en el resto de zonas industriales.
La tasa por depuración de aguas industriales, también se incluye dentro de esta batería de bajada de impuestos, experimentando una bajada del 33,33%.
Otras medidas aprobadas corresponde a la modificación de la ordenanza de las escuelas Infantiles Municipales, con una exención del 100% para aquellas familias que no superen la renta básica, y la creación de una tarifa plana en la Zona Azul, por importe de 256 euros anuales, para profesionales y comerciantes.
Del mismo modo, el paquete de medidas contempla la regulación del servicio de comedor en las Escuelas Infantiles Municipales, con una cuota de 4 euros/día, con lo que ofrecer a los usuarios un servicio de calidad, y la bonificación del 25% para aquellos usuarios de las instalaciones deportivas municipales que hagan su reserva de pista a través de internet.
Valentín Bueno, dijo que el compromiso del grupo popular de bajar los impuestos y tasas se había hecho realidad, y anunció que el PP piensa seguir manteniendo este compromiso en la próxima legislatura.
Preguntado sobre la actitud mostrada por los miembros del grupo socialista en la sesión plenaria en la que se aprobaron las modificaciones, y que abandonaron antes de la votación, el alcalde aseguró que ese era un día para felicitarse y no para crispar y confundir a los vecinos, ya que, indicó que se trataba de uno de los plenos más importantes que se han celebrado y en el que deberían de haber tenido más consideración y respeto a los vecinos que les votaron, ya que entiende que en definitiva, los socialistas se negaban así a votar algo que finalmente repercute y beneficia por igual a todos los vecinos de Villarrobledo.