Publicada el 27 de enero de 2014
El Grupo Popular denuncia en los juzgados una posible trama organizada en la gestión del Viña-Rock
Por un presunto desvío de más de 600.000 euros en el festival de 2008.
Amalia Gutiérrez.Amalia Gutiérrez.A la izquierda Antonio Arribas (ex concejal de Cultura), a la derecha Pedro Antonio Ruiz (ex Alcalde).A la izquierda Antonio Arribas (ex concejal de Cultura), a la derecha Pedro Antonio Ruiz (ex Alcalde).
La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Villarrobledo, Amalia Gutiérrez, ha presentado en la mañana de 27 de enero de 2014 en los juzgados de Villarrobledo, una querella criminal, sobre una presunta trama organizada en la gestión del Viña-Rock, por el presunto desvío de fondos en la edición 2008 del festival. Esta querella, está dirigida al entonces concejal de Cultura socialista, Antonio Arribas, la interventora y secretaria del Organismo Autónomo Miguel de Cervantes, Pilar Solana, así como a la empresa que gestionaba al 50% el festival.
Los juzgados de Villarrobledo han sido escenario de la presentación de una querella criminal, contra los principales gestores socialistas, que organizaron las ediciones de 2008 a 2011 del Viña-Rock.
Amalia Gutiérrez, señaló que los presuntos delitos cometidos, obedecen a prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, y delito contra la Hacienda Pública.
La concejala popular, afirmó que la gestión municipal del festival Viña-Rock, ha estado bajo sospecha en los últimos años de mandato del ex alcalde socialista, ex presidente de la Diputación de Albacete y actual senador, Pedro Antonio Ruiz Santos.
Gutiérrez, recordó que se trataba de un compromiso del actual alcalde popular, Valentín Bueno con todos los vecinos de Villarrobledo, sobre la apertura de una investigación y de cuantas acciones fueran necesarias, para esclarecer este asunto.
En este contexto, añadió que tras la realización de una auditoria externa de las cuentas de la edición 2008 del Viña-Rock, se han detectado importantes irregularidades.
Entre ellas, se refirió al presunto diseño y ejecución de un plan elaborado de antemano, para adjudicar el contrato de gestión a la empresa que participó al 50% con el Ayuntamiento en la gestión del festival, vulnerando las normas de contratación pública de manera irregular.
Abundando en este asunto, dijo que además de haber detectado la presunta desviación de fondos, por la vía de ingresos de 600.000 euros, y tal y como establecen la empresa auditora, con una más que justificada posibilidad de que la cantidad desviada sea muy superior a los 600.000 euros, que corresponden exclusivamente al año 2008, estando actualmente bajo investigación también las cuentas de las ediciones 2009 a 2011, que arrojaron unas pérdidas de cerca de dos millones de euros para las arcas municipales.
Para Amalia Gutiérrez, nos encontramos ante un escándalo mayúsculo, y a través de esta querella criminal se pretende esclarecer los hechos, cumplir con el compromiso adquirido con los ciudadanos, y de confirmarse la comisión de algunos de estos delitos, poner ante la justicia a los responsables.
Según estas fuentes, la querella se dirige contra las personas sobre las que tiene indicios sólidos y contundentes de presunta participación en esta trama organizada. Así, se refirió al entonces concejal de Cultura, Antonio Arribas, a la interventora y secretaria del Organismo Autónomo Miguel de Cervantes, Pilar Solana, así como a la empresa que gestionaba al 50% el festival.
La primera teniente de alcalde, afirmó que de quedar probados todos los hechos denunciados, los ciudadanos se preguntarán cómo ha sido posible que esta presunta trama se organizara sin que tuviera conocimiento el actual senador y ex alcalde socialista Pedro Antonio Ruiz Santos.
Amalia Gutiérrez, concluyó señalando que el tiempo y la investigación dirán qué es lo que verdaderamente ha pasado, y que la obligación y la responsabilidad de los concejales del Partido Popular ha sido en todo momento acudir a los tribunales.