Publicada el 19 de junio de 2018
El Alcalde de Villarrobledo ha visitado el convento de las hermanas Clarisas de Villarrobledo para interesarse por los daños producidos
Esta mañana el Alcalde de Villarrobledo, Alberto González, acompañado de la concejala, María Dolores Sánchez, visitaba el convento de Santa Clara que data del año 1614. El conjunto arquitectónico cuenta con una superficie de 1.127 metros cuadrados y el pasado mes de noviembre, como consecuencia de dos terremotos, sufrió daños de importancia en elementos de la estructura del edificio.
Los movimientos sísmicos ocurrieron el 26 de noviembre del pasado año, a las 23:35 con epicentro en el término municipal, con una intensidad de 3,2º en la escala sismológica de Richter y al día siguiente a las 6:54 horas se produjo el siguiente, dañando el edificio, produciéndose grietas en muros de carga y cielo, en la zona de acceso, en dependencias de las religiosas, en el muro del coro y la Iglesia,

El responsable municipal realizó un recorrido acompañado de las religiosas por las distintas zonas afectadas.

Alberto González indicaba que el motivo de la visita además de conocer sobre el terreno los daños, es intentar buscar vías de apoyo de distintas administraciones para acometer las obras de rehabilitación necesarias que ascienden aproximadamente a unos diez mil Euros.

Recientemente, con el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha, se instaló un ascensor en el convento para facilitar el acceso a las estancias a las religiosas de avanzada edad

No debemos olvidar que el convento forma parte del patrimonio de la localidad y aparece como uno de los puntos a visitar en varios folletos turísticos editados en la localidad y por la propia Junta de Comunidades. La iglesia acoge la conocida imagen de "La Virgen de la Teja" que, según la tradición, acabó con una pertinaz sequía que asolaba la población.

El primer grano de arena se puso el pasado domingo, donde la agrupación coral “Quercus Robur” ofreció un concierto benéfico para recaudar fondos.